Minicupcakes Salados de Atún y cebolla

Aquí estoy otra vez.

Si, ya sé que dije que no iba a bloggear tanto en época de exámenes pero es que estoy cansada de visitar la nevera sin encontrar nada más, así que aprovecho y hago una entrada.





Además viendo la de gente que se interesaba por los Cupcakes Salados aproveché este finde y preparé una receta muy sencilla que además ¡no necesita batidora!

Tengo que reconocer que la mía está un poquito escacharrada, asique mientras no la arregle, tocan recetas que se puedan preparar con lo que haya por casa.

La verdad es que son unos cupcakes apañados, no necesité gran cosa, si puedes hacer una pizza puedes hacer esta receta.

Los ingredientes para 24 minicupcakes de atún son:

· 3 cucharadas soperas de aceite de girasol
· 1 huevo
· 125ml de leche (que investigaré si se puede hacer con agua)
· 140gm de harina
· Una cucharada de levadura
· Una pizca de sal
· Una lata de atún (de las medianas)
· 150gm de queso tipo philadelphia





Preparación:

En un bol mezclamos el huevo, la leche y el aceite de girasol.

A parte preparamos la harina, la levadura y la sal, los tamizamos y los añadimos poco a poco al otro bol, removiendo para que no quede ningún grumito.

Finalmente escurrimos bien el aceite de la lata de atún, lo desmigamos y añadimos a la mezcla. Removemos un poco para que se integre. En ningún momento usamos una batidora, sirve una espátula o unas varillas, sino se nos quedará demasiado líquido.

Preparamos el molde con las cápsulas y las llenamos hasta 2/3 de su capacidad.

Horneamos durante 12 minutos en el horno precalentado previamente a 180º.

Mientras se hacen los cupcakes, preparé cebolla caramelizada para decorar estos cupcakes.

No... eso que llevan encima no es una pasa, es que se me churruscó la cebolla. 
Al que no le guste la cebolla puede usar aceitunas que también le pegan.

Para eso corté dos cebollas y las puse en una sartén con un chorrito de aceite, las dejé pocharse a fuego lento durante unos 10 minutos. Después le añadí un poco de azúcar moreno y un chorrito de vinagre. Las dejé terminar de hacerse también a fuego lento y listo. Como ya os dije, las mías se pasaron de caramelizadas…. Quedaron churruscamelizadas pero estaban ricas. 


Una vez listos los cupcakes y tras enfriarse en la rejilla preparamos el queso para decorarlos.

Como ya os dije no hace falta batidora, lo ablandáis ligeramente con una cuchara y rellenáis la manga con la boquilla que más os guste, yo usé la nº 12 de Wilton.

Además podemos añadirle orégano al gusto para decorar junto con un trocito de la cebolla caramelizada.


La textura de estos minicupcakes es como unos mini panecillos.

Tengo que reconocer que una vez que los probé se me empezaron a ocurrir mogollón de combinaciones para esta misma receta:

Con jamón y queso gratinado
De ajo con atún y bechamel
De salmón
De anchoas
De cuatro quesos…

De aquí a la pizzería ya veréis.


Bueno espero que os animéis a probar esta receta y ya me contaréis que tal.

Bizcocho de 3 min

Lo sé, debería estar estudiando, pero aprovecho el descanso para subir una entrada muy rápida para un postre muy rápido.

Además lo he descubierto en la mejor época, la de exámenes, esa en la que cualquier cosa dulce te entra.


Todos sabemos que cuando estudiamos el cerebro consume glucosa y por eso tenemos esas ganas irracionales de devorar chocolate o chuminadas a todas horas (lo de la ansiedad y nervios es cosa a parte…)

En fin que no me lío, os dejo la maravillosa y apañada receta  para tener en solo 3 minutos en el microondas un bizcocho de chocolate.

Necesitamos:
  • ½ huevo (o uno talla S)
  • 25 g de mantequilla derretida
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Cacao en polvo al gusto
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 y ½ cucharada de leche

Lo mejor de todo, es que ¡no manchas nada! Lo haces todo en la misma taza en la que te lo vas a comer.

Es simplemente genial

Bueno, pues al lío. Derretimos la mantequilla y añadimos el huevo previamente batido a la taza.

Añadimos el resto de ingredientes y vamos batiendo con el tenedor en la taza hasta que tengamos una masa no demasiado espesa.

Metemos la taza en el microondas unos 3 minutos para que se haga bien el bizcocho y listo.

Lo sacamos, esperamos a que enfríe un poco y nos lo comemos tan felices.

Si queréis darle un par de toques para hacer lo “más mejor” añadidle un par de onzas de chocolate a la masa para que así, una vez hecho se parezca a un coulant y os encontréis el chocolate derretido a medida que lo vais comiendo.

Por último, si  tiráis de esta receta para visitas inesperadas, con un par de detalles en la presentación salís del paso. Con esto me refiero a quitar el bizcocho de la taza (untándola en mantequilla y enharinando previamente) lo presentáis en un plato y decoráis con azúcar glas  por encima.


Y listo, un postre para casos de emergencia y para épocas de exámenes.

Red Velvet

Espero que hayáis disfrutado mucho de este puente a todos los afortunados que pudieran tenerlo.

Yo empiezo ahora los exámenes finales así que me vais a ver poco por aquí, o eso espero.



Os traigo las fotos de unos pedidos que me hicieron para el día de la madre, y de paso, la receta de los Red Velvet que ya los nombrara en los cupcakes de pascua.




Ingredientes para unos 10 cupcakes


  • 55g de mantequilla 
  • 150g de azúcar 
  • 1 huevo 
  • 1 cucharada grandota de cacao sin azúcar 
  • 1/4 de cucharadita de colorante en pasta rojo (yo uso Sugarflair Poppy Red) 
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 120ml de buttermilk (La podéis encontrar en el Lidl, si no podéis prepararla mezclando 120ml de leche con 1/2 cucharada de zumo de limón. Esperáis 5 minutos y ya tenéis la leche cortada semejante al buttermilk) 
  • 150g de harina 
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de soda 
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
Está muy movida pero se ve bien el color de los cupcakes
Como siempre precalentamos el horno a 170º y preparamos los papelitos para cupcakes en el molde.

Tamizamos la harina con el cacao y apartamos.
Con la batidora, batimos el azúcar con la mantequilla en un bol. Sin dejar de batir añadimos el huevo y el extracto de vainilla.
A continuación, añadimos la mitad de la harina (+ cacao) y el buttermilk.
Después incorporamos el resto de la harina.
Cuando la mezcla sea homogénea, añadimos el colorante rojo. Así, podemos ajustar la cantidad necesaria para lograr la intensidad deseada.
Finalmente, en un vasito, mezclamos el vinagre con el bicarbonato de soda y cuando burbujee lo añadimos inmediatamente a la mezcla anterior.

Repartimos la mezcla en los moldes y horneamos durante 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar 5 minutos en el molde y luego por completo sobre una rejilla.


Y para los que se lo pregunten…. ¡¡ Conseguí hacer el ramo de cupcakes!!

Reconozco que necesité un poquito de ayuda, sobre todo para colocar los cupcakes y no pringarlos todos con la buttercream de los de al lado.

Pero quedó tan chulo

El ramo fue para mi compañera de trabajo y vecina Irene que dejó a su madre con la boca abierta. Le gustó tanto el ramo que hasta lo tiene de fondo de pantalla del móvil.

Me encanta que cosas hechas en casa puedan gustar tanto a los demás.


Y otra afortunada mamá se llevó una súper tarta de la que pronto tendréis la receta, prometido.


Layer Cake Naranja y chocolate
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

up