Tarta Superchocolateada

Me vais a “canear”….
 ¿!?!Cómo puedo llevar tanto tiempo sin publicar?!?! 
Ay….. Ojalá tuviera más tiempo libre para dedicarme a la cocina y al blog, pero últimamente no paro…. 
Estoy trabajando en un almacén… en un gimnasio…. Con el Tapersex…. 
No tengo tiempo ni para dormir :´( muy a mi pesar….

En fin… sarna con gusto no pica, y por supuesto estáis todos invitados a asistir a mis clases en la Piscina Municipalde Arteixo. Aerobic, Zumba, Step…. A mover el esqueleto para luego merendar cosas tan ricas como la que os traigo hoy.


Es una tarta superchocolateada, como no, para los más larpeiros :P 

En pequeñas dosis por favor o moriréis por empacho de chocolate 

La verdad es que esta receta me la pidió expresamente Minia cuando tuvimos el gusto de conocernos en persona. 

¿Qué quién es Minia? 

Pues es ¡¡una bloguera de renombre!! A la que tuve el placer de conocer el mes pasado (y por lo tanto lleva un mes esperando por esta receta…. Me va a matar). 

Tiene un blog muy atractivo sobre recetas de cocina, lo mejor, que hay de todo y para todos, con unas fotos estupendas y ¡ha ganado varios concursos de cocina! Por lo que os la recomiendo encarecidamente. Podéis visitar su blog aquí.

Asique esta receta va para ti ;)

Tarta superchocolateada

Para un bizcocho de unos 18 cm necesitamos:
2 huevos
150 g de azúcar
125 ml de aceite girasol
70ml de leche
Media Tableta de chocolate para fundir
5 cucharadas de cacao puro valor
100g de harina
Medio sobre de levadura

Precalentamos el horno a 180º

Empezamos calentando la leche con el chocolate, en el micro o bien a fuego lento y removiendo para que no se nos queme. Cuando el chocolate se derrita apartamos del fuego.

Añadimos el aceite y el azúcar y batimos hasta que estén bien mezclados.

Incorporamos los huevos uno a uno para que se integren mejor a la masa.

Ahora añadimos el chocolate que derretimos al principio y batimos nuevamente.

Después mezclamos la harina, la levadura y el cacao en polvo. Lo añadiremos a la masa utilizando un colador para tamizarlo y que no nos queden grumitos.

Removemos bien con las varillas hasta que la masa sea completamente homogénea.

Preparamos nuestro molde, lo engrasamos bien con mantequilla y cola cao (no harina, porque si no el bizcocho queda “manchado” de blanco), o con un spray desmoldante.

Lo metemos al horno que ya debería estar caliente, y lo horneamos durante unos 40 minutos o una hora, como siempre para asegurarnos introduciremos un palillo y si sale limpio es que el bizcocho está listo.

Lo dejamos enfriar 10 minutines antes de desmoldarlo y después en una rejilla.

Para decorarlo solo necesitamos un bote de Nutella y unos sprinkles.

Derretimos un poco de nutella y lo vertemos por encima de la tarta, decoramos con lo que queramos por encima, yo utilicé confeti de colores del Lidl, pero podéis usar lo que más os guste.

Y ya está, un súper bizcocho chocolateado, muy esponjoso y sabroso.


Espero que os animéis a probarla y sobre todo que la disfrutéis :D

Merenguitos o suspiros de merengue

Hola a todos, espero que estéis pasando unos carnavales increíbles. 


Os dejo una receta “rápida” (preparación rápida, cocción leeeeeeenta) con la que preparé unos dulces para San Valentín.

Necesitareis para aproximadamente 30 unidades:
3 claras de huevos
180 gr. de azúcar
1 cucharada de almidón de Maizena
Esencia de Vainilla

1. Encender el horno a la temperatura más baja que tenga si es de gas o poner a una temperatura de 100 a 120ºC si es eléctrico. Forrad la placa de horno más grande que tengáis con papel de horno. Cuando más grande mejor, ya que va a estar mucho tiempo en el horno y así podemos hacerlo de una sentada.

2. Batir las 3 claras a velocidad media, hasta que espumen.

3. Agregarle el azúcar a cucharadas, junto con la Maizena y subimos la velocidad al máximo.

4. Ahora agregamos la esencia de vainilla. O cualquier otra que queramos, aunque también pueden hacerse sin esencia ninguna.

5. Batir hasta que el merengue este bien firme. Paciencia. Cuanto más firme quede el merengue mejor quedarán después con la manga.

6. Colocar el merengue en la manga y realizar la forma deseada sobre la placa. Cuanto más grandes hagamos las figuras, más tiempo de horneado necesitarán.



7. Hornear mínimo por 60 a 80 minutos dependiendo del tamaño.
Pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos los merengues dentro hasta que estén bien secos.

8. Los sacamos cuando el horno esté frío.





Y ya están listos nuestros merenguitos.

Si los guardamos en una bolsa cerrada o en un tupper los podremos conservar hasta 3 meses.

El único inconveniente que tiene esta receta es tener que esperar a que se haga el merengue: usas pocos ingredientes, están riquísimos, el horno te hace de calefacción, está chupado hacerlos, se guardan por un porrón de tiempo y mola tanto morderlos.... es como comerse nubes.

Galletas decoradas

Pues como durante las vacaciones no he tenido tiempo de hacer las entradas prometidas, me tocan colgarlas ahora. ¡¿Pero en qué metí yo el tiempo durante las vacaciones?!
Hoy os traigo la receta para preparar galletas y decorarlas.





Son unas galletas que necesitan mucha harina para que se mantengan firmes y consistentes ya que tienen que aguantar la humedad de la glasa o con lo que la vayamos a decorar.

La masa

Para preparar la masa vamos a necesitar:

  • 250 de mantequilla a temperatura ambiente
  •  250 gramos de azúcar glas
  • 1 huevo L
  • 650 gramos de harina
  • 1 chorrito de leche para ligar la masa
  • Aroma a vuestro gusto (yo usé de naranja del Lidl )

Empezamos batiendo la mantequilla con la batidora o la amasadora utilizando las varillas. Es recomendable usar una máquina ya que es necesario batir mucho, por lo que a mano nos cansaremos un poco.

Mientras tanto tamizamos el azúcar y lo añadimos a la mantequilla (tapad la batidora si no queréis una nube de azúcar). Continuamos batiendo hasta que se mezclen bien y tengamos una textura homogénea.

Una vez los ingredientes están bien mezclados, añadimos el huevo ligeramente batido y la esencia o sabor que hayáis elegido.

Ahora cambiamos las varillas por las de amasar e incorporamos la harina tamizada a nuestra masa. La iremos incorporando gradualmente.

Una vez que esta esté integrada, echamos un chorrito de leche para darle elasticidad. ¿Cómo sabemos que es suficiente? Cuando la masa se despegue fácilmente del recipiente.

La masa ya está lista, ahora la repartiremos a partes iguales en cuatro bolas. Debemos estirar la masa en láminas, para que sea más fácil podéis poner la bola entre dos papeles de horno para que no se pegue.

Es muy importante que todas las galletas tengan el mismo grosor (0,6cm). Hay un montón de artefactos para conseguir esto, desde rodillos con topes hasta unas guías de madera disponibles en cualquier ferretería.

Una vez estirada la meteremos en la nevera durante 3 horas como mínimo. Puede quedar de un día para otro incluso. Recordad poner papel de horno entre plancha y plancha de masa ya que si no se os pegará.

Pasado ese tiempo es el momento de cortarlas con la forma que queramos.

Las hornearemos a 180º (precalentado) durante unos 10 minutos aunque todo depende del horno. Estarán listas cuando los bordes empiecen a estar tostaditos.

Las dejamos enfriar un par de horas antes de decorarlas.

Bueno esta es la teoría, yo aún no he conseguido una masa estéticamente perfecta, pero voy por buen camino.

La Glasa

La glasa es un mundo aparte. La hay de diferentes tipos y se pueden hacer auténticas obras de arte con ella.

Mi experiencia es relativamente corta con ella. Esta es la primera vez que me queda como yo quiero, pero me encanta el sabor que le dan a las galletas. Así que es una relación amor – odio. Hasta me he planteado comprarla preparada.... pero aún no tiré la toalla.

Para esta receta he utilizado una glasa ni de relleno ni de perfilado si no, mitad y mitad.

Ingredientes

  • 2 claras de huevo
  • Unos 400 g de azúcar glas
Empezamos a batir las claras hasta que estén con muchas burbujitas y hagan como pequeños picos blandos. Añadimos entonces el azúcar glas tamizado y en pequeñas cantidades.

El espesor de nuestra glasa irá en función de la cantidad de azúcar que le añadamos en este paso.

Añadimos un poquito de colorante y listo.


Las posibilidades que nos da este tipo de decoración son infinitas y el sabor es exquisito.

Os recomiendo hacer esta receta un día que tengáis mucho tiempo o incluso de un día para otro ya que requiere mucha dedicación y paciencia.

Si os interesa este tipo de decoración podéis encontrar un montón de cursos sobre técnicas de decoración de galletas.

Y ya que hablamos de galletas decoradas os dejo el blog de http://www.elrincondebea.com/

Encontrareis un montón de ideas de como decorarlas y además recetas y trucos para que os salgan mucho mejor.

Os recomiendo http://javirecetas.hola.com/glasa-real-royal-icing-para-decorar-galletas/ para conocer los tipos de glasa que hay y cómo prepararlas.

Además, si tenéis Pinterest, buscando un poco encontrareis infinidad de imágenes de galletas decoradas para inspiraros:

http://www.pinterest.com/pin/551831760561335229/
http://www.pinterest.com/pin/51791464438029525/
http://www.pinterest.com/pin/160511174193012543/
http://www.pinterest.com/pin/504262489499448779/

Ya no pongo más que me lio. ¡Espero que os animéis a intentarlo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

up