Bundt de Limón

Nueva semana, nueva entrada, nueva receta y PRIMERA RECETA PASO A PASO

Como veis estoy cumpliendo con mi propósito y ¡más!

Y eso que esta semana está siendo una locura, piso nuevo, trabajo nuevo, clases nuevas, …

Todo cambios y por ahora muy favorables

Pues para celebrarlo os dejo la receta de un Bundt de Limón


Me encantaría poder decir que tengo uno de esos moldes de Nordic Ware, con unas formas impresionantes de los que salen bizcochos increíbles peeero  nop, el mío es un molde del Lidl, soy estudiante, busco algo bueno y barato, como todos supongo.


No digo que este sea malo, todo lo contrario, “Calidad al mejor precio”. Pero los de Nordic son tremendos (sí, si me queréis regalar algo un molde Nordic es una MUY BUENA IDEA, ¿a qué estás esperando?)

Empezamos, para hacer un Bundt como el de la foto voy a dividir la receta en tres pasos para que sea más sencilla, primero:

Ingredientes para el bizcocho


  • 300g harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura
  • 125g mantequilla
  • 225g azúcar
  • 50ml de aceite de oliva
  • Ralladura de 4 limones (muy finita)
  • 1 .dita de extracto de vainilla
  • 3 huevos
  • 200ml de nata para postres

Antes de nada tamizamos en un bol a parte la harina junto con la cucharadita de sal y la de levadura, así evitaremos que nuestra masa quede con grumos y mordamos una bolita de levadura una vez cocido.

En otro recipiente ponemos el azúcar con la mantequilla pomada y removemos hasta que tengamos una masa cremosa.



Añadimos ahora el aceite de oliva, la ralladura de limones y la cucharadita de vainilla, removemos otro poco hasta que se mezcle todo.
Cuando esté listo, incorporamos los huevos uno a uno.


Incorporamos la harina a cucharadas previamente tamizada.



Preparamos el bol de la batidora para montar la nata, para eso es mejor si lo ponemos un rato en la nevera para que enfríe. Ponemos la nata y batimos hasta que empiece a hacer espumita, incorporamos el azúcar poco a poco hasta que al darle la vuelta al bol no se nos caiga.

Añadimos la nata a la mezcla previa y removemos con una espátula para que no se nos baje la mezcla.


Enharinamos el molde para que no se nos pegue al cocer, vertemos la masa y lo horneamos durante 40 minutos a 180º calor arriba y abajo.



Lo sacamos cuando al clavarle un palillo salga limpio, lo dejamos enfriar 5 minutos en el molde y después lo sacamos a enfriar a una rejilla.


Ingredientes para el almíbar
100gm de azúcar
4 cucharadas de zumo de limón

Mientras enfría, vamos preparando el almíbar, esto lo que hará será darle mucho más sabor a limón.


Ponemos al fuego un cazo con el azúcar y el zumo de limón, lo calentamos hasta que el azúcar se diluya.

Cuando esté templado, pintamos el bizcocho con un pincel y lo bañamos por completo.


Ingredientes para el glaseado
100ml de nata para postres
100g de azúcar glasé


El último paso es preparar un glaseado con un par de cucharadas de nata y azúcar glasé hasta que quede más o menos espeso.

Los vertemos por encima del bizcocho y dejamos que se escurra. Prepararos para pringar mucho la encimera.


La textura de este bizcocho es como la de los bizcochos mármol del súper, muy esponjoso y con el punto justo entre dulce y ácido.

Atreveros a probarlo, es súper simple y riquísimo.



Además, si se os hace mucho, podéis cortarlo en rodajas, envolverlo en papel fiml y congelarlos para tomarlo en otro momento.

Mini cupcakes salmón y nueces

“Propósito para el nuevo año: hacer una entrada semanal al blog”


Ya sé que esto se suele hacer en Diciembre cuando acaba el año y eso. No sé si a alguien más le pasa, pero como soy estudiante, para mí el “año” se ajusta al calendario escolar. Vamos que mis buenos propósitos surgen en Septiembre y no en Diciembre.

Pues para este nuevo curso escolar prometo que haré como poco, una entrada semanal al blog. Esto conlleva hornear mucho y traer cositas nuevas, me veo con muchos deberes el fin de semana (en la resi no tenemos horno L)

Así que vamos a empezar con buen pie y os voy a dejar la segunda receta de cupcakes salados:

 Minicupcakes de salmón ahumado y nueces.

Ingredientes para unos 22 minicupcakes
  • 1 huevo
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de leche
  • 125 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • Una pizca de sal
  • 6 nueces peladas
  • 150 gr de salmón ahumado


 Lo primero de todo, picamos el salmón  y las nueces en trocitos pequeños. Reservamos un poco del salmón para hacer la decoración

Precalentamos  el horno a 180º y preparamos las cápsulas.

En un bol batimos el huevo mientras añadimos la leche y el aceite.

Tamizamos en otro bol la harina con  la levadura y la sal y la incorporamos poco a poco mientras batimos.

Cuando esté todo integrado, incorporamos las nueces y el salmón. Removemos esta vez con una espátula para que quede todo homogéneo.

Con la ayuda de una cucharilla repartimos la masa en los moldes, recordad no llenarlos nunca más de 2/3 de su capacidad.

Lo horneamos durante 12 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Los sacamos del horno y los dejamos enfriar en una rejilla.


La decoración en este caso ni tiene ningún secreto.
  • 200gm queso tipo philadelphia
  • El resto del salmón que reservamos
  • Un par de nueces peladas.

Removemos un poco el queso con un tenedor, lo colocamos en una manga y con la boquilla 1M de Wilton hacemos la decoración.

Añadimos una rosa echa con salmón y un trocito de nuez.


Y listo, ya tenemos un entrante salado para comerse de un bocado.

Al que le guste puede echarle también algún tipo de especia, el eneldo por ejemplo le quedaría muy bien.

Estos minicupcakes fueron a parar a una comilona con unos amigos en su casa. Como no son muy de dulces era la ocasión perfecta para hacer esta receta.


Tengo que agradecerles que me dejaran su casa para quitar estas fantásticas fotos. Es que viven en una de estas revistas de decoración así que tenía que aprovecharlo.


Imaginaros la escena, ellos preparando la comida y yo, cámara en mano, paseando un cupcake por todos los rincones.


Santa paciencia….

 La verdad es que fue un día estupendo, una casa de campo con unas vistas estupendas, churrasquito al aire libre y aun encima pudimos ver una tormenta en primera línea. Solo sufrimos un par de gotones.

Así da gusto pasar los fines de semana.



Tarta de Naranja y Chocolate - Frozen

“¡Qué no decaiga!”

¡Cuántas veces oí esta frase durante este verano en las verbenas!

Os pongo en situación, orquestas, no malas pero no comparables con las hit de este año, en las que los típicos abuelitos bailan al fondo del bochinche, tocan un tema que arranca a un tercio de los asistentes y aprovechando este tirón momentáneo sueltan esa frase que no tiene mucho efecto la verdad….

Bueno, pues ahora la aplico a mis ganas de postear (esperando que tengan más efecto que en las fiestas)

Hoy os traigo la receta de una tarta con sabores que pegan muy bien juntos:

Tarta de Naranja y Chocolate

Es una receta que tenía pendiente ya de los pedidos del día de la madre y que repetí para hacerle una tarta de cumple a mi prima Laura que aunque se acerca a la mayoría de edad, se papa las pelis infantiles con su hermana pequeña. 
Esto debe venir de familia, porque aún yo, la prima mayor, la responsable, etc., etc., se pone a llorar con “Cómo entrenar a tu dragón 2” (por cierto peliculonazo, súper recomendable  a cualquier edad).

Bueno ya me corto y os dejo la receta, la puse en tres pasos para que no sea tan lioso ver los ingredientes.

Ganaché de chocolate
  • 250ml de nata de montar
  • 320g de chocolate puro
  • 60g de mantequilla
 Ponemos en un bol el chocolate troceado, por otro lado, calentamos la nata, en el momento que empiece a hervir, la vertemos encima del chocolate.

Batimos con unas varillas hasta que se deshaga el chocolate, añadimos ahora la mantequilla (siempre a temperatura ambiente) a la crema aún caliente y seguimos removiendo hasta que se deshaga todo.

Tapamos el bol con papel film y lo dejamos reposar.


Bizcocho de naranja
  • 200g de mantequilla temp. ambiente
  • 200 g azúcar moreno
  •  200g harina
  •  2 cucharaditas de levadura
  •  4 huevos
  •  Ralladura de una naranja.


En el bol de la batidora ponemos la mantequilla y el azúcar y batimos hasta que se integren bien. Poco a poco vamos añadiendo uno a uno los cuatro huevos.

Mientras sigues batiendo, juntamos la harina con la levadura y lo tamizamos para que se integre. Lo añadiremos poco a poco a la masa para que no queden grumos.

Finalmente incorporamos la ralladura de la naranja a la masa.

Con estas cantidades preparé 3 bizcochos en moldes de 15 cm.

Los metemos al horno precalentado a 180º durante 25 minutos, calor arriba y abajo. Cuando estén listos los sacamos del horno y dejamos templar en el mismo molde.

Finalmente los ponemos en la rejilla para que terminen de enfriar.


Almíbar
  • 150ml de agua
  • 150g de azúcar
  • Ralladura de media naranja

Mezclamos agua y azúcar en un cazo, lo ponemos a calentar hasta que el azúcar se disuelva en el agua y añadimos la ralladura de la naranja.

Mientras podemos ir cortando los bizcochos para igualarlos.

Cuando esté listo el almíbar, con la ayuda de un pincel pintaremos los bizcochos, esto lo que hará es dar muchísimo más sabor a naranja.

Solo queda montar la tarta. Recuperaremos el ganaché que ya debería estar totalmente frío y bastante espeso. Lo ponemos en una manga con la boquilla que más os guste.

Colocamos el bizcocho que hará de base de la tarta y por encima lo cubrimos de ganaché de chocolate.

Ponemos el segundo bizcocho y lo cubrimos también de ganaché de chocolate

Para terminar solo tenemos que colocar la última tapa de bizcocho.


Con esta misma receta he preparado dos versiones de tarta:

Una con buttercream de naranja para el día de la madre:



En este caso tenéis que batir 150g de mantequilla con esencia de naranja y un poco de colorante naranja (usé los de Wilton) también hasta obtener la buttercream.

La decoración la hice con la boquilla 1M de Wilton (estrella abierta). Preparé una manga con el ganaché de chocolate y otra con el buttercream. Así fui haciendo círculos de dentro hacia afuera primero con el buttercream, para terminar con tres círculos de ganaché.

Después de colocar el tercer bizcocho lo decoré todo con el buttercream de naranja y con la misma boquilla utilizada antes.
Para finalizarla la decoré con unos palillos de brocheta y una cartulina a modo de pancarta para felicitar el día de la madre.

La otra tarta que preparé con esta receta es la de Frozen.


En este caso, una vez montados los pisos de bizcocho, rellenos solo de ganaché, la cubrimos con otra capa de ganaché y la metemos un ratín en la nevera.

Esta capa es la que el otro día os dije que se le llama la “sujeta migas”, pero en este caso sirve para fijar la capa de fondant con la que se decoró después.

Como podréis comprobar es la primera tarta que cubro con fondant, no está perfecta pero la verdad es que cuando empecé a investigar para ver cómo se hacía me esperaba un resultado más “mesa-camilla”.


Además también es el primer trabajo de modelado que hago. Espero traeros pronto más cositas de este estilo.

Sé que mucha gente rechaza estas tartas porque dice que no le gusta el fondant, he de reconocer que si es demasiado denso empalaga pero el de “Funcakes” tiene un sabor a vainilla que en planchas finas no se hace para nada pesado.


Os aventuro que tengo en mente empezar a preparar tutoriales y videos “paso a paso”, espero que tengan una buena acogida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

up