Cupcakes de Limón

Lo prometido es deuda, 


Ayer os prometí ir subiendo las recetas de los cupcakes de Pascua así que hoy os subo la de los Cupcakes de Limón.

Es un cupcakes muy ligero y refrescante, ideal para los días de calor en verano, o cualquier día la verdad.

Ahora os subo los ingredientes para 12 cupcakes de limón (exactos)

  • 110g de mantequilla temperatura ambiente
  • 220g de azúcar
  • 2 huevos
  • 260g de harina
  • 1 cucharadita y ½ de levadura
  • 110ml de leche
  • La ralladura de un limón 




Preparamos los moldes con las capsulas y precalentamos el horno a 180º

Mezclamos la mantequilla y el azúcar hasta que estén integrados.

Vamos añadiendo los huevos uno a uno y batiendo.

Cuando esté todo bien ligado, añadimos la mitad de la harina tamizada junto con la levadura, cuando se vaya mezclando añadimos también la ralladura de limón (cuanto más fina mejor) y la leche.

Una vez esté todo integrado añadimos el resto de la harina.

Una vez lista la masa, la repartimos en los moldes echándola con una cuchara de helado y horneamos durante 25 minutos. Sabremos que están listos si al clavarles un palillo sale limpio.

Buttercream de limón

  • 150g de mantequilla temperatura ambiente
  • 200g de azúcar glas
  • 3 cucharaditas de zumo de limón
Para la buttercream ponemos en el bol de la batidora la mantequilla y el azúcar glas tamizados, empezamos a batir lentamente y cuando esté integrada la mezcla añadimos el zumo de limón y subimos la velocidad de la batidora. Dejamos batir durante 5 minutos más hasta que la mezcla tenga la textura de un helado.

Para la decoración de la gallina Caponata añadí un poquito de colorante amarillo de Wilton para conseguir el tono de las plumas de ese personaje.



Con una manga y una boquilla 233 de Kitchen Kraft hice las plumas y finalmente modelé con fondant el pico y los ojos.

Me decanté por “Paco Pico” porque el monstruo de las galletas estaba muy visto, y de pequeña me encantaba la gallina Caponata aunque no sé por qué pensaba que era la misma que la protagonista de la canción infantil “La gallina turuleta”. Me faltaba hacer también a Espinete y a Coco… Volvamos a la infancia ¿Alguien quiere un pedido inspirado en el barrio sésamo? :D

Además como se acerca el día de la madre estuve probando unos juguetitos nuevos para decorar e intentando posibles decoraciones para los pedidos de ese día.


Al final salieron cupcakes con carteles



Y además estoy intentando hacer un ramo de cupcakes… 

Imagen de Delicakes

aunque todavía hay fallos técnicos confío en tenerlo preparado para el domingo.

Dani que estaba rondando por la cocina mientras yo decoraba también quiso poner su granito de arena e hizo su propio cupcakes decorado para el día de la madre.




Pedido de Pascua

A este paso, si me descuido me pasa como en navidad, que cuelgo las fotos de los cupcakes dos meses más tarde de la fecha.

Hoy quería enseñaros los cupcakes que sustituyeron al roscón de pascua del ahijado de mi madre.


Fue un paquete de 12 unidades decorados con motivos de pascua: pollitos (o pseudo-patos), 


Que luego tuvieron una versión pollito 2.0 un poco más realistas


huevos con sorpresa y


conejos.


Los sabores eran de red velvet, café y también de limón, prometo subir por individual las recetas.

La hierba está hecha con una boquilla  tipo césped, la 233de Kitchen Craft, y la verdad es que es una pasada, estoy súper contenta de haberla comprado y  estoy deseando hacer muñecajos con ella. Da mucho juego.

Los colorantes que usé para este pedido son de Wilton, aprovechando que me acababa de comprar el pack de 8 colorantes pues había que probarlos.

Como siempre me salen cupcakes de más, pues llevé otros pocos para la comida de pascua.


Pues hasta aquí por hoy.


Ah! Se me olvidaba! Por fin hicimos el primer taller de cupcakes en Arteixo! Fue todo un éxito, muchas gracias a Begoña y a Luisa por asistir. Y a mi madre por hacer de pinche-alumno-genio de las rosas.  Ahora que lo pienso no tengo fotos!! A ver si las consigo… además ¡estoy deseando repetir!

Layer cake nutella cheese cream

Será cosa del calor pero es que en cuanto se avecina un fin de semana despejado (ya ni hace falta que salga el sol), Dani organiza una churrascada.

Es matemático

Lo mejor de todo es que ni necesita tiempo para organizar a la gente, un par de llamadas y se juntan 10 personas dispuestas a devorar un tremendo churrasco hecho a fuego lento.

Y aunque yo no soy de carne, me encanta estas reuniones de amigos, siempre hay un montón de batallitas y alguna que otra picada entre nosotros

Además es una ocasión perfecta para preparar esos dulces que no te los quieres comer tu sola.


En esta ocasión la comida se acompañó de una Layer cake de nutella y queso crema, aprovechando además para celebrar el cumpleaños de Alberto.


BIZCOCHO DE CHOCOLATE


  • 200 ml de aceite de oliva suave (u otro aceite suave) 
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 160 ml de leche semidesnatada 
  • 375 g azúcar blanco 
  • 3 huevos 
  • 2 yemas de huevo 
  • 230 g de harina 
  • 50 g cacao 
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
Precalentamos el horno a 180º.

Engrasamos dos moldes desmoldables de unos 15 cm cada uno.

Batimos el aceite con el azúcar hasta que la mezcla sea homogénea. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se integren y, a continuación, añadimos las yemas.

En otro bol, tamizamos harina con levadura y cacao. En un vaso, mezclamos la leche con el extracto de vainilla.

Batiendo a velocidad baja, añadimos la mitad de la harina a la mezcla previa, a continuación la leche y finalmente el resto de la harina.

Me salió casi 1kg de masa así que la repartí entre dos moldes a cucharadas para que llevaran la misma cantidad de masa..

Horneamos unos 45-50 minutos a 180º o hasta que un palillo salga limpio.

Dejamos enfriar unos minutos en el molde y luego por completo sobre una rejilla


CREAM CHEESE ICING DE NUTELLA
(Receta de Alma Obregón)

  • 120 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 
  • 600 gr de icing sugar 
  • 250 gr de queso cremoso 
  • 3 cucharadas de leche 
  • 200 gr de Nutella
Tamizamos el icing sugar. A continuación, lo batimos con la mantequilla y la leche hasta que se integre. Añadimos el queso, que ha de estar frío, y batimos, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea homogénea y cremosa. Añadimos la nutella y batimos 2 minutos más.


Va a quedar una crema blandurria así que mantenedla en la nevera e id sacando lo que vayáis necesitando para decorar.

Para montar la tarta, con un cuchillo corté la parte superior de los bizcochos que quedaba abombado y lo separé para hacer cake pops otro día.

Rellené con la crema los bizcochos, los monté y decoré la parte superior de la tarta con la boquilla 2D de Wilton.

Por poco no me llega la crema ya que tanto Álvaro como el propio Alberto se dedicaron a picotear mientras no miraba los cachos de bizcocho sobrantes untados en la crema.

Puedo decir que es una tarta increíblemente rica y para nada pesada.

Estoy deseando que otra persona cumpla años para poder repetir esta receta.

Muffins de tres chocolates

Supongo que a todos nos pasa, de esto que te levantas una mañana con ganas de algo dulce y lo único que hay en casa son tabletas de chocolate… pero no quieres chocolate solo, te apetece en galletas, en magdalenas, en algo que esté rico…. Y tu cabeza empieza a barajar posibilidades…

Tarta de chocolate… uuuf hacer una tarta para mi sola… va a ser que no

Bizcocho de chocolate…. Igual que la tarta, demasiado para uno solo

Cupcakes de chocolate…. Buena idea, pero esque no me quiero poner a limpiar todo lo que mancho con el buttercream

Galletas de chocolate…. Me faltan las nueces….

Hasta que descartadas tropecientas recetas se te ocurre…. Y que tal unos muffins de tres chocolate….
  
Ahí estaba la solución, algo rápido, rico, que ensucia poco y que lleva mogollón de chocolate.


Además esta receta la había intentado preparar en la Resi, como prueba definitiva de si se podía hacer algo dulce en el grill infernal que destruyó mis galletas.


El resultado, en vez de muffins salieron cupcakes, pero el objetivo estaba conseguido, podía hacer algo de provecho con ese grill. Asique estoy muy contenta.

Receta  para unos 12 Muffins con pepitas de chocolate

320g de harina
2 cucharaditas de levadura Royal
¼ cucharadita de canela
½ cucharadita de sal
250g de pepitas de chocolate
180 ml de leche
125 g de mantequilla derretida
2 huevos
1 cucharadita extracto de vainilla

Precalentamos el horno a 220ºC  preparamos la bandeja de los cupcakes con los papelitos.

En un bol mezclamos los ingredientes secos: harina, canela, levadura y sal. Lo mezclamos para que la levadura se reparta en toda nuestra mezcla.

Si no os gusta podéis prescindir de la canela, la verdad es que lleva muy poquita, solo para potenciar el sabor del chocolate, no os sabrá a canela lo prometo

Para las pepitas de chocolate yo usé 3 chocolates diferentes, chocolate negro, con leche y blanco. Troceé las tabletas en trocitos y listo. A estos trocitos le incorporamos unas cucharaditas de la harina que habíamos mezclado antes y lo revolvemos. Esto sirve para que las pepitas no se hundan cuando horneamos el muffin.


A continuación, cogemos la mantequilla derretida, incorporamos la leche, la vainilla, el azúcar y los huevos. Batimos todo para que se integre y cuando ya esté todo incorporado le añadimos la harina de una sola vez.

Por último añadimos los chips de chocolate y los incorporamos con la espátula.

Repartimos la masa en los moldes de los cupcakes  y los llenamos hasta las ¾ partes, un poco más que en los cupcakes. Si queréis podéis echar un par de pepitas más por encima para que se vean bien que son de chocolate


Los horneamos 7-8 minutos a 220º, para que les salga la setita propia de los muffins, luego bajamos a 180º y los dejamos de 20 a 25 minutos.
  

Comprobamos con un palillo que están hechos y los sacamos. Los dejamos enfriar 2 minutos en el molde y luego los pasamos a una rejilla.

Se me hizo muy dura la espera y eso que se enfría en nada, pero olían… guau como olía…. De hecho ahora se me está antojando un montón probar otro.

Hasta a Suri le llamó la atención el olor de los muffins.




La verdad que después de tanto cupcakes apetecía un montón probar algo parecido pero diferente, el muffin con su sombrero tostadito, los chocolates medio derretidos por dentro…. riquísimo.


Os dejo que creo que ya sé lo que voy a merendar hoy....

Brownie de oreo

¡No me puedo creer que no os haya colgado esta receta antes! Fue una de las primeras que empecé a hornear y es que es tan fácil y tan rica que no hay excusa para no prepararla.

Es un Brownie de Oreo

No hay muchas fotos porque ya os digo que vuela

Es rapidísima, en 40 minutos tendréis un brownie y tooooda absolutamente toooda la casa oliendo a chocolate. En mi caso el brownie se percibe desde el portal del edificio.


Dani es un adicto a esta receta, a su familia le encanta, tanto que cuando les preparo uno pobre del que no esté la primera media hora porque se quedará sin probarlo. Además la última persona que probó el brownie me dijo que era la primera persona que le producía un orgasmo palatal.

 ¡A ver qué receta supera eso!

No os la vendo más, probadla y os conquistará. Ahí van los ingredientes.

Ingredientes para un molde rectangular de 22 cm  de largo



  • 165 gr de mantequilla
  • 200 gr de chocolate negro troceado
  • 3 huevos grandes
  • 2 yemas
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 90 gr de azúcar
  • 75 gr de azúcar moreno
  • 30 gr de harina normal
  • 15 gr de cacao puro en polvo
  •  1 pizca de sal
  • 165 gr de galletas Oreo troceadas

Preparación

Precalentamos el horno a 180º con calor arriba abajo.

En una pota derretimos el chocolate negro con la mantequilla (debería hacerse al baño maría pero..) a fuego medio removiendo constantemente (sino se quema) hasta que tengamos una crema lisa y brillante. Reservamos.

En el bol de la batidora echamos los huevos, las yemas y batimos hasta que suba un poco. Añadimos la mitad del azúcar normal y el moreno y seguimos batiendo hasta que la mezcla vuelva a subir. 
Añadimos el resto y batimos hasta que la mezcla monte y se forme una crema blanquecina.

Añadimos poco a poco a esta crema, el chocolate, que caiga en hilo, mientras con una espátula de madera (esto es muy importante) mezclamos con cuidado para no perder volumen.

Agregamos tamizada la harina, el cacao puro en polvo y la pizca de sal. Hacemos lo mismo, con la cuchara de madera lo integramos muy suavemente y con movimientos envolventes.

Finalmente troceamos gran parte de las galletas oreo y las metemos en la masa y removemos para que se repartan bien.
Engrasamos el molde, si queremos sacar el brownie para presentarlo en una bandeja colocaremos papel de hornear a no ser que el molde sea desmontable.
 Echamos la masa y repartimos las galletas troceadas  que quedan por arriba para decorar.

Horneamos durante unos 30 minutos, el interior debe estar jugoso. Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente en el molde antes de consumir.
El encanto de este brownie es que queda tostadito por arriba pero muy blando por el medio, no os preocupéis si la masa parece que queda “medio cruda” es así, es lo que tiene de especial el brownie.

Taller aniquilado y cupcakes de maracuyá

Mi gozo en un pozo


Con las ganas que tenía de dar por fin el primer taller de cupcakes en arteixo y lo tuve que cancelar porque la mitad de las niñas no pudieron venir.

Y eso que ya estaba todo preparado

Los materiales en la mesa, los recetarios impresos, 12 cupcakes listos para decorar… y para nada….

¿Qué me enseña esto? Que tengo que cobrar los cursos por adelantado…..
Eso que ya nos lo dicen nuestros profesores: "La gente cuando paga se siente comprometida por lo que pone más de su parte en los tratamientos".
Pues aquí igual.

Pues como ya estaba todo en la mesa… no podía dejar esos cupcakes sin decorar. Además me acababan de llegar los Stencils de Canadá y pedían a gritos ser estrenados asique….

A decorar


Los cupcakes eran de chocolate (receta infalible) pero esta vez con cacao puro Valor, no os imagináis lo bien que olía a chocolate mi casa…. Ya se te hacía la boca agua con solo olerlos.

La Buttercream era de Maracuyá:

250g de mantequilla a temperatura ambiente
300g de icing sugar
2 cucharadas de sirope de maracuyá

Mezclamos la mantequilla y el azúcar en el bol de la batidora primero a velocidad suave y después vamos subiendo a media. Añadimos el maracuyá y seguimos batiendo hasta obtener la textura deseada.

Y aquí tenéis mis experimentos de tarde sin taller.

Un panda, unos decorados con stencil, unas orquídeas y sigo practicando los rosetones con manga.


Como quedaron tan bonitos y aprovechando que vino mi tío de Shanghai pues le hice un regalo de paso que lo visitaba.



Como veis al final nada se desaprovecha.

Recetas


Cake pops

Galletas

Cupcakes

Cupcakes Salados


Tartas



Buttercream



Otros postres



Pedido de cumpleaños motivo Arale

Vais a alucinar con lo que os traigo hoy, o por lo menos yo flipé mientras lo estaba haciendo.

La semana pasada una compañera de clase me hizo un pedido de dos cupcakes para regalárselos a una amiga por su cumple, yo encantada de preparar un pedido nuevo y en mi cabeza ya empezaba a barajar las recetas que podía prepararle y en qué momento iba a hacerlos entre charlas y clases.

Unas horas antes de empezar a prepararlos mi compañera me manda un mensaje diciendo que quería unas recetas normalitas, las de vainilla o chocolate que son sabores que le gustan a todo el mundo, y se me explotaron todas las burbujas con recetas molonas, adiós blue velvet, adiós cupcakes de kínder bueno, adiós a relleno de dulce de leche… reconozco que hasta me había desilusionado un poco.
Hasta que me llegó otro mensaje: “puedes decorarlos con motivos de Arale”

Ding, ding, ding, ding, ¡PREMIO!


En ese momento mi cabeza de hormiga loca ya se puso en marcha y atosigué a los que estaban a mi alrededor con… “podría hacerlos rosas”, “podría decorarlos como la merdiña”, “hasta podría hacerle ojos a la buttercream para personalizarla”, “podría hacer a Son goku con Arale con fondant”,…. Y así repasando todos los capítulos que había visto de pequeña en el Xabarin de Arale.


Con todas esas posibilidades en mi cabeza me puse manos a la obra. Preparé la receta básica de cupcakes de vainilla y chocolate ante las babas de todos mis compañeros de residencia que en ese momento estaban por la cocina.

Para la buttercream quise probar algo nuevo. Buttercream de chocolate blanco.

  Ingredientes:
250 g mantequilla temperatura ambiente
300 g de icing sugar
100 g de chocolate blanco

Primero troceamos la tableta de chocolate y la metemos un minuto en el micro para que se derrita. Mucho cuidado que este chocolate es caprichoso y si nos pasamos le salen unos grumos muy poco apetecibles que nos chafan toda la tableta.

Lo dejamos enfriar mientras vamos mezclando la mantequilla con el azúcar. Primero a velocidad lenta si no crearemos nuestra propia nevada en la cocina y luego cuando ya esté un poco integrado subimos velocidad.
Cuando el chocolate esté casi frío, lo añadimos a la mezcla poco a poco y batimos un minuto más, hasta que la mezcla tenga una consistencia como de helado.

 En este punto es cuando metes una cucharadita y pruebas a ver qué tal está y se te cae la boca de placer…. Declaro esta buttercream como mi preferida  y declaro que  intentaré meterla en todo postre que tenga oportunidad.

Señalar que no es la más consistente para hacer decoración con la manga pero vale la pena por lo rica que está. Ese fue mi problema cuando quise hacer la “merdiña” con la manga…. Se me escurría asique improvisé y me decidí a decorarla como si fuera esa decoración pero jugando con el frosting, haciéndolo bicolor.


Para rematarlo, los decoré con unos toppers de Arele y su merdiña sonriente. Además, para poder transportarlos mi novio que es un manitas me hizo una caja con dos separadores ¡a mano!, la verdad es que quedó increíble.



La verdad es que yo quedé encantada de como quedaron los cupcakes, y espero tener noticias pronto de la cumpleañera con su opinión.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

up