Gofres con pepitas de chocolate

Tenía pensado pasarme todo el mes subiendo recetas navideñas, pero viendo el éxito que tuvo la foto de los gofres en facebook, no os voy a hacer esperar más por esta receta.

Como ya sabréis los que me seguís, el sábado pasado me tocó tarde de casa y mantita que presta mucho con el tiempo que hace.

Se pasaba ya la hora de merendar y no había “nada” en casa, (en realidad sí, pero me apetecía algo tipo larpeirada y de eso sí que no había). Así que me acordé de esa gofrera que se compró hace muchísimos años en el Lidl (cómo no...) y que estaba en esa encimera a la que no se llega a no ser que te subas a un taburete y me dije.... venga, a darle uso.

Pero con qué poco se me hace feliz :D
GOFRES CON CHIPS DE CHOCOLATE
Para esta receta necesitareis:

  • 260 g harina
  • 1/2 cucharadita de levadura tipo royal
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3 buenas cucharadas de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 80ml de aceite suave de oliva
  • 325ml de leche
  • Chips de chocolate al gusto
Antes de nada, pondremos a calentar la gofrera. La mía es tipo sandwichera, la enchufas y en 5 minutines se le enciende una luz verde que indica que está lista.

Mezclamos en un bol grandote la harina, el azúcar, la levadura, la sal y el bicarbonato.

A parte, ponemos los huevos, la leche y el aceite. Batimos bien y añadimos esta mezcla poco a poco en el bol de la harina.

Para esto no necesitamos la batidora, con unas varillas se hace sin problemas y no se tarda nada.

Y por último añadimos chips de chocolate al gusto.

Embadurnamos la gofrera con un poco de mantequilla para que no se nos peguen los gofres y rellenamos con dos buenas cucharadas de masa la placa y cerramos la gofrera. Si nos quedamos cortos de masa, el gofre saldrá con los cuadraditos huecos. No interesa porque luego se nos cuela el chocolate por ahí y no se puede desperdiciar.

Si usáis una gofrera como la mía, cuando estén listos se encenderá otra vez la luz verde. Si lo tenéis que hacer a ojo, tenéis que esperar a que se dore bien por abajo y por arriba.

Los sacamos con ayuda de un tenedor con cuidadín de no quemarnos y listo.
La masa da para 10 gofres EXACTOS. Podéis prepararlos todos de una sentada o hacer los que os vayáis a comer y reservar la masa en la nevera para otro momento. Los gofres ganan muchísimo si están recién hechos.

Solo queda acompañar nuestros gofres con lo que más os guste: chocolate, nata, azúcar, miel, dulce de leche.... Al gusto.

Están de muerte, calentitos y con chocolate por todas partes.... Una perdición.

La receta de los gofres “originales”, en vez de los chips de chocolate llevan azúcar perlado, es lo que les da esa sensación de crujir cuando les pegas un bocado. Pero yo desconocía su existencia hasta que se me antojó esta receta el otro día, por lo que improvisé con los chips de choco. 

Para los que tengáis tanta idea como yo antes, os dejo un par de enlaces que hablan sobre este ingrediente:

Dos Blogs donde explican cómo hacerlo;

Y para los más vagos, en Maria Lunarillos podéis comprarla ya preparada.


Para terminar por hoy, quiero contaros que tengo un buen propósito/ regalito para los que me sigáis.
He tomado la idea de otros blogs y me ha gustado mucho la iniciativa.

Regalar un enlace a un blog por Navidad.

¿En qué consiste? Pues durante todas las entradas que suba durante el mes de Diciembre y hasta el día de 6 de Enero haré mención a algún blog que me guste para que todos aquellos que se pasen por aquí puedan conocer otras páginas que les puedan interesar.

No aseguro una entrada cada día por supuesto, pero sí una por semana. Si estáis interesados hacedme llegar vuestro enlace por facebook/comentario/correo y si me gusta subiré un enlace en la próxima entrada.

Hoy para empezar y como me quiero mucho voy a recomendaros mi otra pasión: la sexualidad.


Os presento a Coruña Tapersex (corunatapersex), una página de facebook dónde podéis encontrar artículos sobre erotismo, sensualidad, imágenes, curiosidades, artículos y demás publicaciones sobre la sexualidad y las relaciones de pareja.

Además realizo reuniones tapersex a domicilio con un montón de sorpresas. 
Por si hay alguien que no sepa lo que es un tapersex, es como una de esas reuniones de los tupperware, en las que una chica va a casa de alguien donde le espera un grupo de personas que quiere conocer una serie de productos.

Pues esto es lo mismo pero con juguetería erótica.

Tras concertar una cita, me acerco a la casa de el/la anfitrión/a y les enseño todos los productos que tengo con una explicación de sus características.

Es ideal para pasar una tarde divertida conociendo juguetes sexuales y otros artículos para añadir un poco de chispa a la intimidad.

Animaros a descubrir un poco mas sobre sexualidad y sobre todo a pasar un buen rato.

Tutorial Sinsajo

"Felices juegos del hambre y que la suerte esté siempre de vuestra parte"


Como supongo que ya sabréis se ha estrenado la tercera parte de la esta saga y espero que hayáis ido a verla y a los que aún no… ¿¿A qué estáis esperando??

He oído muchas opiniones sobre esta peli…. A mi… me ha gustado muchísimo, vale que te quedas con sabor a poco pero.... qué esperar si van a hacer dos partes….

Ya veis que la crítica de cine no es lo mío, asique me voy a mi terreno.

Hoy os traigo un tutorial paso por paso de cómo decorar unos cupcakes de los juegos del hambre.

Disculpad la calidad de las fotos pero no tenía la cámara a mano y el móvil… es el que es…

Empezamos:

Lo primerísimo de todo es buscar las siluetas de los sinsajos que queramos hacer y calcarlas en un papel. Esto nos hará de plantilla para después.

Estiramos un poco de fondant y cortamos un círculo con un cortador.
Con otro cortador un poco más pequeñito que el anterior, cortamos otro círculo dentro del anterior. Así tendremos el aro que rodea al sinsajo.

Ahora estiramos otro cachito de fondant  y colocamos la plantilla que hicimos antes. La recortaremos con un cúter. Cuando tengamos la silueta en fondant, añadimos los detalles de las alas, los ojos,...

Nos queda solo la flecha para tener el Sinsajo de la primera peli. Cogemos un cacho de fondan y hacemos un churrete muy finito, lo cortamos a la medida de nuestra silueta y le añadimos la punta y las plumas.

Unimos las tres partes (aro, sinsajo y flecha) y ya tenemos el símbolo de la primera peli.


Os reiréis pero desde que he visto esta foto en www.cuantarazón.com no puedo quitarme de la cabeza al dibujo Johnny Bravo cuando veo el pin de Sinsajo. Espero no ser la única.


Para hacer los símbolos de las otras dos películas es mucho más sencillo ya que solo con hacer el aro y recortar la silueta estarán listos.


Por supuesto, según vuestra destreza, más logrados quedarán vuestros diseños. Como veis yo aún tengo muchos cacharros que aprender a usar para dar texturas.

Bundt de Limón

Nueva semana, nueva entrada, nueva receta y PRIMERA RECETA PASO A PASO

Como veis estoy cumpliendo con mi propósito y ¡más!

Y eso que esta semana está siendo una locura, piso nuevo, trabajo nuevo, clases nuevas, …

Todo cambios y por ahora muy favorables

Pues para celebrarlo os dejo la receta de un Bundt de Limón


Me encantaría poder decir que tengo uno de esos moldes de Nordic Ware, con unas formas impresionantes de los que salen bizcochos increíbles peeero  nop, el mío es un molde del Lidl, soy estudiante, busco algo bueno y barato, como todos supongo.


No digo que este sea malo, todo lo contrario, “Calidad al mejor precio”. Pero los de Nordic son tremendos (sí, si me queréis regalar algo un molde Nordic es una MUY BUENA IDEA, ¿a qué estás esperando?)

Empezamos, para hacer un Bundt como el de la foto voy a dividir la receta en tres pasos para que sea más sencilla, primero:

Ingredientes para el bizcocho


  • 300g harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura
  • 125g mantequilla
  • 225g azúcar
  • 50ml de aceite de oliva
  • Ralladura de 4 limones (muy finita)
  • 1 .dita de extracto de vainilla
  • 3 huevos
  • 200ml de nata para postres

Antes de nada tamizamos en un bol a parte la harina junto con la cucharadita de sal y la de levadura, así evitaremos que nuestra masa quede con grumos y mordamos una bolita de levadura una vez cocido.

En otro recipiente ponemos el azúcar con la mantequilla pomada y removemos hasta que tengamos una masa cremosa.



Añadimos ahora el aceite de oliva, la ralladura de limones y la cucharadita de vainilla, removemos otro poco hasta que se mezcle todo.
Cuando esté listo, incorporamos los huevos uno a uno.


Incorporamos la harina a cucharadas previamente tamizada.



Preparamos el bol de la batidora para montar la nata, para eso es mejor si lo ponemos un rato en la nevera para que enfríe. Ponemos la nata y batimos hasta que empiece a hacer espumita, incorporamos el azúcar poco a poco hasta que al darle la vuelta al bol no se nos caiga.

Añadimos la nata a la mezcla previa y removemos con una espátula para que no se nos baje la mezcla.


Enharinamos el molde para que no se nos pegue al cocer, vertemos la masa y lo horneamos durante 40 minutos a 180º calor arriba y abajo.



Lo sacamos cuando al clavarle un palillo salga limpio, lo dejamos enfriar 5 minutos en el molde y después lo sacamos a enfriar a una rejilla.


Ingredientes para el almíbar
100gm de azúcar
4 cucharadas de zumo de limón

Mientras enfría, vamos preparando el almíbar, esto lo que hará será darle mucho más sabor a limón.


Ponemos al fuego un cazo con el azúcar y el zumo de limón, lo calentamos hasta que el azúcar se diluya.

Cuando esté templado, pintamos el bizcocho con un pincel y lo bañamos por completo.


Ingredientes para el glaseado
100ml de nata para postres
100g de azúcar glasé


El último paso es preparar un glaseado con un par de cucharadas de nata y azúcar glasé hasta que quede más o menos espeso.

Los vertemos por encima del bizcocho y dejamos que se escurra. Prepararos para pringar mucho la encimera.


La textura de este bizcocho es como la de los bizcochos mármol del súper, muy esponjoso y con el punto justo entre dulce y ácido.

Atreveros a probarlo, es súper simple y riquísimo.



Además, si se os hace mucho, podéis cortarlo en rodajas, envolverlo en papel fiml y congelarlos para tomarlo en otro momento.

Mini cupcakes salmón y nueces

“Propósito para el nuevo año: hacer una entrada semanal al blog”


Ya sé que esto se suele hacer en Diciembre cuando acaba el año y eso. No sé si a alguien más le pasa, pero como soy estudiante, para mí el “año” se ajusta al calendario escolar. Vamos que mis buenos propósitos surgen en Septiembre y no en Diciembre.

Pues para este nuevo curso escolar prometo que haré como poco, una entrada semanal al blog. Esto conlleva hornear mucho y traer cositas nuevas, me veo con muchos deberes el fin de semana (en la resi no tenemos horno L)

Así que vamos a empezar con buen pie y os voy a dejar la segunda receta de cupcakes salados:

 Minicupcakes de salmón ahumado y nueces.

Ingredientes para unos 22 minicupcakes
  • 1 huevo
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 ml de leche
  • 125 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • Una pizca de sal
  • 6 nueces peladas
  • 150 gr de salmón ahumado


 Lo primero de todo, picamos el salmón  y las nueces en trocitos pequeños. Reservamos un poco del salmón para hacer la decoración

Precalentamos  el horno a 180º y preparamos las cápsulas.

En un bol batimos el huevo mientras añadimos la leche y el aceite.

Tamizamos en otro bol la harina con  la levadura y la sal y la incorporamos poco a poco mientras batimos.

Cuando esté todo integrado, incorporamos las nueces y el salmón. Removemos esta vez con una espátula para que quede todo homogéneo.

Con la ayuda de una cucharilla repartimos la masa en los moldes, recordad no llenarlos nunca más de 2/3 de su capacidad.

Lo horneamos durante 12 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio.

Los sacamos del horno y los dejamos enfriar en una rejilla.


La decoración en este caso ni tiene ningún secreto.
  • 200gm queso tipo philadelphia
  • El resto del salmón que reservamos
  • Un par de nueces peladas.

Removemos un poco el queso con un tenedor, lo colocamos en una manga y con la boquilla 1M de Wilton hacemos la decoración.

Añadimos una rosa echa con salmón y un trocito de nuez.


Y listo, ya tenemos un entrante salado para comerse de un bocado.

Al que le guste puede echarle también algún tipo de especia, el eneldo por ejemplo le quedaría muy bien.

Estos minicupcakes fueron a parar a una comilona con unos amigos en su casa. Como no son muy de dulces era la ocasión perfecta para hacer esta receta.


Tengo que agradecerles que me dejaran su casa para quitar estas fantásticas fotos. Es que viven en una de estas revistas de decoración así que tenía que aprovecharlo.


Imaginaros la escena, ellos preparando la comida y yo, cámara en mano, paseando un cupcake por todos los rincones.


Santa paciencia….

 La verdad es que fue un día estupendo, una casa de campo con unas vistas estupendas, churrasquito al aire libre y aun encima pudimos ver una tormenta en primera línea. Solo sufrimos un par de gotones.

Así da gusto pasar los fines de semana.



Tarta de Naranja y Chocolate - Frozen

“¡Qué no decaiga!”

¡Cuántas veces oí esta frase durante este verano en las verbenas!

Os pongo en situación, orquestas, no malas pero no comparables con las hit de este año, en las que los típicos abuelitos bailan al fondo del bochinche, tocan un tema que arranca a un tercio de los asistentes y aprovechando este tirón momentáneo sueltan esa frase que no tiene mucho efecto la verdad….

Bueno, pues ahora la aplico a mis ganas de postear (esperando que tengan más efecto que en las fiestas)

Hoy os traigo la receta de una tarta con sabores que pegan muy bien juntos:

Tarta de Naranja y Chocolate

Es una receta que tenía pendiente ya de los pedidos del día de la madre y que repetí para hacerle una tarta de cumple a mi prima Laura que aunque se acerca a la mayoría de edad, se papa las pelis infantiles con su hermana pequeña. 
Esto debe venir de familia, porque aún yo, la prima mayor, la responsable, etc., etc., se pone a llorar con “Cómo entrenar a tu dragón 2” (por cierto peliculonazo, súper recomendable  a cualquier edad).

Bueno ya me corto y os dejo la receta, la puse en tres pasos para que no sea tan lioso ver los ingredientes.

Ganaché de chocolate
  • 250ml de nata de montar
  • 320g de chocolate puro
  • 60g de mantequilla
 Ponemos en un bol el chocolate troceado, por otro lado, calentamos la nata, en el momento que empiece a hervir, la vertemos encima del chocolate.

Batimos con unas varillas hasta que se deshaga el chocolate, añadimos ahora la mantequilla (siempre a temperatura ambiente) a la crema aún caliente y seguimos removiendo hasta que se deshaga todo.

Tapamos el bol con papel film y lo dejamos reposar.


Bizcocho de naranja
  • 200g de mantequilla temp. ambiente
  • 200 g azúcar moreno
  •  200g harina
  •  2 cucharaditas de levadura
  •  4 huevos
  •  Ralladura de una naranja.


En el bol de la batidora ponemos la mantequilla y el azúcar y batimos hasta que se integren bien. Poco a poco vamos añadiendo uno a uno los cuatro huevos.

Mientras sigues batiendo, juntamos la harina con la levadura y lo tamizamos para que se integre. Lo añadiremos poco a poco a la masa para que no queden grumos.

Finalmente incorporamos la ralladura de la naranja a la masa.

Con estas cantidades preparé 3 bizcochos en moldes de 15 cm.

Los metemos al horno precalentado a 180º durante 25 minutos, calor arriba y abajo. Cuando estén listos los sacamos del horno y dejamos templar en el mismo molde.

Finalmente los ponemos en la rejilla para que terminen de enfriar.


Almíbar
  • 150ml de agua
  • 150g de azúcar
  • Ralladura de media naranja

Mezclamos agua y azúcar en un cazo, lo ponemos a calentar hasta que el azúcar se disuelva en el agua y añadimos la ralladura de la naranja.

Mientras podemos ir cortando los bizcochos para igualarlos.

Cuando esté listo el almíbar, con la ayuda de un pincel pintaremos los bizcochos, esto lo que hará es dar muchísimo más sabor a naranja.

Solo queda montar la tarta. Recuperaremos el ganaché que ya debería estar totalmente frío y bastante espeso. Lo ponemos en una manga con la boquilla que más os guste.

Colocamos el bizcocho que hará de base de la tarta y por encima lo cubrimos de ganaché de chocolate.

Ponemos el segundo bizcocho y lo cubrimos también de ganaché de chocolate

Para terminar solo tenemos que colocar la última tapa de bizcocho.


Con esta misma receta he preparado dos versiones de tarta:

Una con buttercream de naranja para el día de la madre:



En este caso tenéis que batir 150g de mantequilla con esencia de naranja y un poco de colorante naranja (usé los de Wilton) también hasta obtener la buttercream.

La decoración la hice con la boquilla 1M de Wilton (estrella abierta). Preparé una manga con el ganaché de chocolate y otra con el buttercream. Así fui haciendo círculos de dentro hacia afuera primero con el buttercream, para terminar con tres círculos de ganaché.

Después de colocar el tercer bizcocho lo decoré todo con el buttercream de naranja y con la misma boquilla utilizada antes.
Para finalizarla la decoré con unos palillos de brocheta y una cartulina a modo de pancarta para felicitar el día de la madre.

La otra tarta que preparé con esta receta es la de Frozen.


En este caso, una vez montados los pisos de bizcocho, rellenos solo de ganaché, la cubrimos con otra capa de ganaché y la metemos un ratín en la nevera.

Esta capa es la que el otro día os dije que se le llama la “sujeta migas”, pero en este caso sirve para fijar la capa de fondant con la que se decoró después.

Como podréis comprobar es la primera tarta que cubro con fondant, no está perfecta pero la verdad es que cuando empecé a investigar para ver cómo se hacía me esperaba un resultado más “mesa-camilla”.


Además también es el primer trabajo de modelado que hago. Espero traeros pronto más cositas de este estilo.

Sé que mucha gente rechaza estas tartas porque dice que no le gusta el fondant, he de reconocer que si es demasiado denso empalaga pero el de “Funcakes” tiene un sabor a vainilla que en planchas finas no se hace para nada pesado.


Os aventuro que tengo en mente empezar a preparar tutoriales y videos “paso a paso”, espero que tengan una buena acogida.

Galletas de lacasitos USC

Se acaba el verano… hay que aceptarlo, las vacaciones duran poco, y este año… de verano tuvo poco.

Pero sabéis lo mejor, lo mejor es que volvemos a la facultad.

No, no estoy loca, no me apetece volver a tomar apuntes a velocidad de vértigo, a entregar dos trabajos por semana, a los exámenes, ni a nada de eso…

Me gustan las clases y echo de menos a los compis pero ese tampoco es el motivo.

Por si no lo sabíais, mi facultad tiene a la mejor cocinera de todo el campus.

Sí, la de matemáticas tiene mucha fama, pero eso es porque no conocen a la de psicología, tenemos los menús más ricos, completos y variados de todos. Y por si fuera poco, ¡a la cocinera también le gusta la repostería creativa!

Cada poco tiempo nos sorprende con cupcakes o cakepops en el menú, y además contamos con un gran surtido de galletas hechas a mano y de tartas con una pintaza…. ¡Todo a precio de estudiantes!

Todo esto lo digo sin que la cocinera me extorsione para hacerle publicidad, ni es de mi familia, ni me paga por ello. Simplemente hace cosas riquísimas.

Antes de irnos de vacaciones le pedí si por favor me daba la receta de las galletas de lacasitos


Esas galletas que comprabas por la mañana y era tan grande que te duraba para todo el día.
Esa galleta que estaba tan rica que todo el mundo te pedía un cacho.
Esa galleta que te reponía el azúcar después de un examen.
Esa galleta que es crujiente pero blandita
Esa galleta que tiene pepitas de chocolate y lacasitos……

¡Cómo iba a sobrevivir todo el verano sin probar esas galletas!


Para mi sorpresa y con una amabilidad tremenda, ¡me dio la receta! Vaya saltos de alegría que pegué por la cafetería. Lo mejor es que no sólo me dio la receta sino que me invitó a prepararlas con ella.

Estuvimos hablando un rato de sus recetas y de lo buenas que estaban, por desgracia no tenía un blog propio ni una web, cuando empecemos las clases volveré a preguntarle ya que estas recetas tienen que difundirse para que puedan probarse desde cualquier rincón y no se pierdan solo en la USC.

Los ingredientes que necesitáis para hacer estas galletas son:
  • 250gr mantequilla
  • 200gr azúcar moreno
  • 200gr azúcar blanco
  • 2 huevos L
  • 360gr harina
  • Una pizca de sal
  • 2gr levadura en polvo
  • 2gr bicarbonato
  • 30gr de caco puro en polvo
  • 100gr chips de choco
  • 4 lacasitos por galleta

Primer paso, precalentamos el horno a 180º
Mezclamos el azúcar, blanco y moreno, con la mantequilla a temperatura ambiente. Removemos hasta que esté todo bien integrado.
Añadimos los huevos uno a uno para que se mezclen bien.
Tamizamos los ingredientes secos, harina, sal, bicarbonato, levadura y cacao; y removemos bien para que no queden grumos.
Finalmente añadimos los chips de chocolate

Preparamos la bandeja  con papel de horno y repartimos la masa con la ayuda de una cuchara. Tenemos que poner pocas bolitas de galleta por bandeja y bien cargaditas, tienen que dar para unas 15 o 20 galletas. Asique las hacemos bien grandotas.

Añadimos ahora los lacasitos, cuatro por galleta, sin aplastarlos mucho, ya que la masa se aplastará en el horno.

Las horneamos durante 10 minutos. Cuando las sacamos las dejaremos enfriar un rato en la misma bandeja y después los pasamos a una bandeja.

Están más ricas cuanto más tiempo las dejemos enfriar. Eso quiere decir que nada de sacarlas del horno y probarlas. Mejor de un día para otro.

Lo que caracteriza a estas galletas es que están crujientes por fuera pero la masa queda esponjosa por dentro.



Aunque estas quedan ricas, las de la facultad son inigualables, asique si por casualidad tenéis la oportunidad de pasaros por la facultad de psicología de la USC no olvidéis visitar la cafetería y deleitaros con alguno de sus dulces caseros.

Devil's Food Cake

¡Madre mía! ¡Pero si ya casi ha pasado un mes desde mi último post! Esto no puede ser.

No sé qué pasa en vacaciones pero se pasa el tiempo volando… y me da la sensación de ¡no estar haciendo nada!, pero en cambio no tengo ni un hueco para desconectar.

Voy a tener que empezar a apuntar en qué paso las horas para hacerme consciente de dónde se me escapan los días.

Bueno, otra de las cosas que son típicas de verano son los cumpleaños, no sé vosotros, pero a mi entre julio y agosto se me acumulan los regalos.

Aunque este año no me quejo, con esto de la repostería arreglo rápido los regalos, una tarta, de su dulce favorito, un detalle personalizado y listo, caras de alucine aseguradas.

Este mes llevo ya dos tartas personalizadas, la primera de ellas y de la que os traigo la receta hoy es la de mi Tía, colecciona brujitas así que qué mejor que darle otra bruja para su colección.

Además de gustarle las brujas también le pirra el chocolate, por lo que le preparé una Devil’s food cake de tres pisos con chocolate a hartar.

Para preparar una tarta como esta necesitais:

  • 250 g de harina
  • 1 y ¼ cucharadita de bicarbonato
  • ¼ cucharadita de levadura
  • 90g de cacao puro en polvo
  • 210g de azúcar
  • 80g de mantequilla temperatura ambiente
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 350 ml de leche


Antes de nada precalentamos el horno a 180º

Colocamos todos los ingredientes secos para que se vayan mezclando bien y de forma homogénea por lo que ponemos la harina, el bicarbonato, la levadura y el cacao.

Después batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Ahora añadiremos los huevos uno a uno para que se integren completamente.

Incorporamos la vainilla y pasamos a añadir intercalados los ingredientes secos, siempre tamizados con la leche.

Terminaremos de hacer la mezcla a mano con una espátula para asegurarnos que no quede harina sin mezclar por los moldes.

Para esta tarta yo usé dos moldes desmoldables de 15cm de diámetro, previamente engrasados y enharinados. Repartí la masa en dos partes echando dos cucharadas de helado en uno y una en el otro una (quería tres pisos) hasta terminar toda la mezcla.

Metemos los moldes unos 30 minutos en el horno, hasta que salga el palillo seco.

Cuando estén listos los dejamos 10 minutos en el molde y después los pasamos a una rejilla a que terminen de enfriarse.

Mientras tanto podemos ir preparando la nata para la decoración.

Para esta tarta, necesité casi un litro de nata, de la de montar con 35% materia grasa. Para que sea más fácil montarla metemos el recipiente donde vayamos a batir unos 15 minutos en la nevera para que esté bien fresquito.

Es más fácil montar la nata a poquitos, y como mi tarta era de tres pisos preparé nata en cuatro tandas, por lo que de cada vez batí 250ml de nata con unas seis cucharadas de azúcar.

Empezaremos a montar la nata con las varillas de la batidora a una velocidad no muy alta, cuando veamos que hay muchas burbujitas es el momento de añadir la azúcar para que la nata termine de montar.

Sabremos que está lista cuando al darle la vuelta al recipiente no se caiga. 
Para mí este paso es el peor de todos porque como no esté…. Te pasarás un buen rato limpiando nata de la cocina…

Para montar la tarta, lo primero es preparar las planchas de los bizcochos, para eso cortamos los cachos de bizcocho que sobren para dejar unos pisos bien lisitos. En mi caso, como uno subió más que otro, hice dos planchas de un molde y otra plancha con el otro, 3 pisos en total.


Preparé un plato giratorio cubierto de papel de horno, para no marcharlo demasiado, y coloqué el primer piso en él, lo recubrí por encima de nata y lo metí en la nevera un par de horas.

Fui preparando los siguientes 250g de nata como os conté antes y coloqué el segundo piso sobre el que tenía en la nevera para cubrirlo otra vez de nata y volver a meterlo en la nevera otro rato más.

Finalmente coloqué el último piso y cubrí toda la tarta con una capa de nata (250gm), esta capa de nata se llama “recoge migas” y sirve para que todos esos cachitos y miguitas de bizcocho se queden sujetos y no estropeen la decoración final de la tarta. Volvemos a meter la tarta en la nevera otra hora más o menos.

Para terminar montamos  otros 250gm de nata y cubrimos nuestra tarta con la última capa, intentaremos que esta quede lo más lisita y blanca posible. La llevaremos a la nevera otra vez.

Y a estas alturas estaréis pensando… pero se me voy a pasar toda la tarde haciendo esta tarta,… pues sí, no os voy a engañar, yo fui matando el tiempo preparando la plancha de fondant con el dibujo.

Para hacerlo, lo primero que hice fue buscar un dibujo por internet que me gustara, soy muy mala dibujando… una vez encontrado lo calqué en un folio y lo pasé a papel de horno.

Al dibujo en el papel de horno, con un punzón, le fui haciendo agujeritos que sirven de guía para después.

Estiramos una plancha de fondant del tamaño de nuestra tarta (veréis que la mía quedó un poquito grande de más) y colocamos el papel de horno encima. 

Iremos repasando los agujeros con un rotulados comestible, así cuando retiremos el papel quedará marcado en el fondant una guía de nuestro dibujo.

Con glasa de delineado negra seguimos esos puntos hasta tener nuestro dibujo, ayudará mucho tener el original a la vista.

Cuando la glasa esté seca es el momento de pintar. Con colorantes en gel y un poco de alcohol (lo hay específico para cocina o sino cualquier alcohol blanco, ginebra o vodka, sirven) preparamos los colores que vayamos a necesitar. Tendremos así unas pinturas como acuarelas.

Pintamos nuestro dibujo y lo dejamos secar.

Añadimos los últimos detalles con un rotulador comestible y solo queda poner la plancha de fondant encima de nuestra tarta y pasarla a un plato para servirla.


Escrito parece una locura y muy lioso, pero os aseguro que si tenéis tiempo podéis hacerla sin problema, además os quedará un olor delicioso a chocolate en vuestra casa durante casi un día.

Flan Co-cósmico

Parece mentira pero aún en vacaciones me cuesta encontrar tiempo para hacer nuevas entradas, era más fácil hacerlo mientras estudiaba que al menos sabía que a las 9 ya no tenía obligaciones. ¡Ahora es que no paro!

Papeles para aquí, papeles para allá, atenta al pazo que no se pase, oposición por otro lado, .... ¡Si no he pisado aún la playa! Esto no puede ser..

Como veis no voy muy sobrada de tiempo así que hoy os voy a dejar otra receta de las rápidas.

Además he podido comprobar que son las que más os gustan. ¿y a quién no le van a gustar? No llevan ingredientes difíciles de encontrar, ni caros; no necesitan utensilios raros, apenas ensucian, aun encima están listan en menos de media hora y súper ricas. ¿Qué más le podemos pedir?

No me enrollo más y paso a contaros la preparación del 


Flan Co-cósmico.

Os estaréis preguntando que leches es eso de Co-cósmico. Pues es que en casa de mi chico todo lo que se prepara en el microondas es "cósmico", así tenemos pollo cósmico, bizcocho cósmico y demás.

Lo de "co-" es porque lleva coco.
Vamos que es un flande coco hecho en el micro.

Lo que necesitáis para hacerlo es:
  • 100g de azúcar para hacer caramelo
  • Un chorrito de agua para el caramelo
  • Un bote pequeño de leche condensada (370g)
  • Dos veces el mismo bote de leche
  • 6 huevos
  • 100g de coco rallado fino
Antes de nada hacemos el caramelo, que también podemos usar el de bote pero me gusta más el casero.

Entonces en un cazo ponemos agua y azúcar a calentar hasta que tengamos e caramelo. Cuando aún esté caliente untamos con él el recipiente en el que haremos el flan.

En un bol ponemos todos los ingredientes restantes y los removemos hasta que se integren por completo. Da igual el orden, pero no os olvidéis nada.

Ponemos esta mezcla en el recipiente con el caramelo y lo metemos al micro.
Lo ponemos a 75% de potencia durante 5 minutos y después al 100% otros 10 minutos.
Dejamos que temple y lo llevamos a la nevera por un par de horas.

¡Y listo!


Reconozco que no es un flan visualmente bonito (casi nada de lo que sale del micro lo es),no queda completamente lisito pero lo que me gusta de este flan es que el coco queda en una capa diferenciada del flan, por lo que al comerlo vas notando el caramelo, el flan y la base de coco.

Riquísimo y eso que por lo general no me gusta el flan...


Con esta receta estuve llevando flan al curro casi una semana por lo que media plantilla de socorristas degustó también este postre y la verdad es que nadie protestó, ni a los que le fastidiaba la dieta.

Probadlo y me contáis

Ah! Casi se me olvida, en breves volveré con los talleres y con una agradable sorpresa para estos.

Además todos aquellos que me habíais encargado algo antes de marcharme, deciros que ya estoy de nuevo a vuestra disposición.

Sin más, me voy a buscar el sol a ver si sale.

Tarta de huesitos

Por fin! Al fin vuelvo a tener algo de tiempo libre (e internet) para retomar la actividad del blog.

Que sepais que eché muchísimo de menos postear, pero la verdad que con el trabajo me era imposible hacer nada.

Ni tiempo tuve para preparar nuevas recetas, pero alguna cayó.
Para celebrar el reenganche del blog os dejo la receta de la tarta que hice para mi cumple el pasado mes.

No es una tarta con una elaboración curradísima pero teniedo en cuenta la escasez de recursos que teníamos en Benidorm pues  es lo que había.

Tarta de huesitos
  • 2 paquetes de galletas para helados del mercadona
  • Medio bote de Nutella
  • 1 tableta de chocolate Milka con leche.


La elaboración es facilísima, tenemos que ir colocando tres obleas juntas y untarlas por encima con Nutella. 
Una vez bien extendida la nutella, colocamos otro piso de galletas intentando que cubran por completo el piso anterior sin que coincidan las juntas. Esto implica tener que cortar un trocito que sobra y recolocarlo para que encajen.

Cuando tengamos la altura que queramos, derretimos la tableta de Milka y lo vertemos por encima haciendo que quede toltalmente cubierta.

Finalmente la dejamos enfriar en la nevera hasta el día siguiente y listo.

Como veis es una tarta que no requiere ni muchos ingredientes, ni utensilios, ni conocimientos expertos en repostería, por lo que es ideal para preparar con los más peques. Además acabas pringoteado de Nutella así que a rechupetearse los dedos.

Esta me la llevé al puesto de socorro para celebrar mi cumple con los compañeros de curro, cabe decir que no quedaron ni las migas.

Para terminar agradecer a todos los que intentaron minimizar la morriña de este mes lejos de Galicia, os mando muchos recuerdos desde cielos grises y espero que este verano se os pase rápido y sin incidencias. Ojalá nos veamos en mejores condiciones y por supuesto estáis invitados a conocer la tierra con la que tanto os rallé (vais a saber lo que es comer bien).

Muchos y lluviosos besos


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

up